¿Qué es la economía circular?

La necesidad de una transición de un modelo lineal al circular

Los sistemas de producción lineales, que actualmente predominan en la economía global, han demostrado ser limitados en cuanto al uso de los recursos y con consecuencias de alto impacto a nivel ambiental y social. La mejora de la eficiencia a través de la reducción del uso de recursos y de energías de origen fósil no será suficiente para enfrentar los desafíos ambientales actuales. Los modelos lineales están expuestos a los precios fluctuantes y acceso a las materias primas (a su suministro por razones económicas y geopolíticas) y contribuyen a la degradación del entorno afectando a los servicios ecosistémicos fundamentales para el desarrollo.

La Economía Circular propone un cambio sistémico radical que apunta al ecodiseño, la simbiosis industrial, la economía de la funcionalidad, reuso, reparación, remanufactura y valorización. Este enfoque promueve la innovación y la resiliencia a largo plazo y permite el desarrollo de nuevos modelos de negocio.

Restaurativa y regenerativa por diseño

De acuerdo a la fundación Ellen MacArthur: “Una economía circular es restaurativa y regenerativa por diseño, y tiene como objetivo mantener los productos, componentes y materiales en su mayor utilidad y valor en todo momento. El concepto distingue entre ciclos técnicos y biológicos. Este nuevo modelo económico busca, en última instancia, desacoplar el desarrollo económico global del consumo finito de recursos. Impulsa objetivos estratégicos claves, como la generación de crecimiento económico, la creación de empleo y la reducción de los impactos ambientales, incluidas las emisiones de carbono.” (Delivering the Circular Economy: A Toolkit for Policymakers, EllenMacArthur Foundation 2015 - Traducción de la versión original en inglés)

Apunta a reconstruir capital, ya sea financiero, manufacturero, humano, social o natural, asegurando un mayor flujo de bienes y servicios. El diagrama de mariposa presenta un flujo continuo de materiales tecnológicos y biológicos a través del enfoque de cadenas de valor.
Mariposa Economía Circular

La Economía Circular y los Objetivos de Desarrollo Sostenible

Existe actualmente amplia bibliografía desarrollando el potencial de la economía circular para alcanzar los objetivos de crecimiento económico, creación de trabajo y reducción de impactos ambientales que preocupan a los responsables políticos.

Estos aspectos se vinculan directamente con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 propuestos por los estados miembros de las Naciones Unidas. Existen vínculos directos con los objetivos 7 (Energía asequible y no contaminante), 8 (Trabajo decente y crecimiento económico) 9 (Industria, innovación e infraestructura), 12 (Producción y consumo responsable), 13 (Acción por el clima) y 15 (Vida de ecosistemas terrestres) y de forma indirecta con otros de los 17 objetivos.

ODS

El contexto global

A nivel internacional la economía circular se encuentra en el centro de las discusiones y nuevas estrategias de los gobiernos a nivel mundial. Se han venido desarrollando acciones concretas que muestran la centralidad del tema:

  • El gobierno finlandés lanzó en el 2016 su estrategia hacia la economía circular llamada: “Leading the cycle – Finnish road map to a circular economy 2016-2025”.
  • La Comisión Europea adopta un Paquete de Economía Circular, en diciembre 2015, buscando promover la transición hacia una economía circula en la Unión Europea. Este paquete incluye propuestas legislativas respecto a residuos y aumento de tasas de reciclaje y reuso así como un Plan de Acción para promover la economía circular en las distintas cadenas de valor.
  • En junio de 2017 se realiza el primer Foro Mundial de Economía Circular, en Finlandia, con participación de más de 1500 personas y participación de más 100 países, organizado por SITRA, agencia de innovación finlandesa.
  • Algunas ciudades ya vienen trabajando en la elaboración de sus estrategias hacia la economía circular como el caso de Londres, Vancouver, Helsinki y Río de Janeiro entre otros.

La relevancia para Uruguay

El Uruguay ha desarrollado una serie de estrategias y acciones sostenidas que apuntan a la mejora de la calidad de vida de sus ciudadanos con una clara aspiración de alcanzar la transformación hacia una economía verde a través de la innovación, tecnología y el desarrollo de políticas públicas concretas. Entre diversas acciones se incluyen:

  • La matriz energética uruguaya se ha transformado en una matriz altamente renovable, siendo más del 90% de la energía eléctrica y más del 50% del mix de energía de fuentes primarias generada en el 2015 proveniente de fuentes renovables. En el período 2001 – 2006, el 60% de las fuentes de energía provenía de importaciones.
  • El Gobierno uruguayo a través de sus distintos gabinetes de estado, ha sido aceptado para formar parte de la iniciativa Alianza para la Acción hacia una Economía Verde (PAGE, por sus siglas en inglés Partnership for Action on Green Economy), siendo seleccionado como país para recibir fondos e impulsar la temática.
  • Liderado por el MVOTMA, el país se encuentra impulsando una ley nacional de residuos, con un claro enfoque a la prevención, reducción y valorización de residuos así como a los aspectos de inclusión social. La ley impulsará la valorización de residuos a través de distintos instrumentos.
  • En febrero de 2017, se firma un memorando de entendimiento entre el gobierno uruguayo y el gobierno de Finlandia en bioeconomía y economía circular.
  • El proyecto Biovalor (quien lidera el desarrollo de este foro) impulsado por el Gobierno Uruguayo a través de tres ministerios (MIEM, MGAP y MVOTMA) apunta a promover la valorización de residuos en las agroindustrias nacionales. Desde el inicio el abordaje del proyecto ha tenido una visión de economía circular, apuntando a buscar modelos de negocio sostenibles vinculados al aprovechamiento de los residuos como materia prima para un nuevo proceso productivo.